Superando el nivel mamá primeriza

Superando el nivel mamá primeriza
Fotografía: Byron Osmai | Modelo: Genesis Brito

Una mamá primeriza es la que tiene un bebé propio por primera vez en su vida, y es importante conocer los cambios que se producen en nuestro cuerpo y en nuestras vidas una vez que tenemos a nuestro bebé en brazos, para así poder ir superando el nivel mamá primeriza.

Si bien, puedes escuchar consejos sobre como criar un bebé, nadie puede juzgar las decisiones que tengas al respecto, pero nadie te ha dicho cómo es eso no!!

  • Dolor en los pezones: Un dolor en muchas ocasiones extremo, cuando el bebé comienza a succionar el pecho, los pezones tienden a agrietarse y por consiguiente se rompen, hasta que se adaptan al proceso, doleran!, no le quites el pecho a tu bebé, aguantar es la solución. El no amamantar hará que la leche materna se acumule en tus senos provocando inflamaciones dolorosas, además, amamantar reduce el riesgo de cancer de mama.
  • Trasnochos: Serán muchos los trasnochos que te tocará pasar, los bebés tienen un promedio de sueño de 4 horas, y casi siempre las duermen durante el día. Así que prepárate a convertirte en una mamá nocturna. Intenta descansar mientras el/ella también lo hace, si repasaste los pasos para conocer a tu bebé antes de nacer, esto no será problema para ti.
  • Cambio de pañales: Este proceso a veces no es tan complicado, hay que cambiar el pañal del bebé regularmente según la frecuencia e intensidad con la que haga orine, el problema es cuando le dan esos días de tener su estómago indispuesto, el cambio de pañales se convierte en una película de terror. Pero no te asustes, puedes poner al padre a hacer esos cambios.
  • Llanto del bebé: El llanto del bebé significa, que tiene hambre, tiene sueño o algo le molesta, pero más significa, mamá no me dejes sol@. Recuerda que estuvo escuchando tus latidos y compartiendo tu cuerpo durante 9 meses. Ya vienen programados con el miedo a perder a mamá. Así que, atiende de él cuando llore, aunque no tenga hambre, ni tengas que cambiar su pañal. Aunque a veces hay que dejar que sus pulmones trabajen, no dejes que pase mucho tiempo antes de escuchar su llamado. Abrazalo, cargalo, mimalo, en unos meses ya dejará de ser un bebé pequeñito.
  • Dormir con el bebe: Duerme con tu bebé si lo crees conveniente, hasta que consideres que es momento de cambiarlo a su propia cama. Al igual que llamar tu atención, durmió en ti 9 meses, se sentirá más seguro y dormirá más tiempo y mejor si duerme a tu lado.

No permitas que nadie te diga como criar a tu bebé, escucha tu corazón y solo se prudente con cada paso que des. Nuestros hijos son el reflejo de lo que somos y lo que les damos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS POPULARES

SUSCRIBETE

* ¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus Post Favoritos!

RECOMENDADOS