La verdadera historia de estar embarazada

La verdadera historia de estar embarazada
Fotografía: PxHere

Muchas mujeres soñamos con vivir un embarazo y que todo se parezca a como aparecen en las revistas. Las hermosas fotos de nuestra barriga desnuda o con dibujos, fotos de papá y mamá en la dulce espera, la sensación de sentir una nueva vida dentro de nosotras, el babyshower, comprar la ropa y accesorios para el bebé, adornar su habitación y una infinidad de cosas que hacen que la dulce espera se parezca mucho a un cuento de hadas, pero! ya sabes cual es la verdadera historia de estar embarazada??

Nadie habla de lo que debemos pasar las mujeres durante ese proceso, la falta de educación al respecto y que un embarazo se vea de forma fantasiosa, ha llegado a causar en un gran porcentaje embarazos precoses y hasta no deseados.

No todo es así color de rosa. El cuerpo de la mujer, experimenta una infinidad de cambios hormonales, corporales y emocionales. Y muchos de estos no son muy agradables:

  1. Aumento de peso: Nuestro metabolismo cambia, la manera de alimentarnos y la necesidad de comer en mayores cantidades o alimentos que contengan altos contenidos de carbohidratos, calorías y azúcares hacen que esto sea un poco difícil de sobrellevar. Pero no es algo obligatorio engordar, si mantienes una buena nutrición y haces ejercicios aptos para el embarazo puedes superarlo sin un gramo de más.
  2. Aumento de los senos: Ellos se están preparando para alimentar una nueva vida, por lo tanto, van a crecer un poco y hasta a veces mucho. En ocasiones doleran, y mantendrán su contextura luego de amamantar, pero en muchas ocasiones perderán su flacidéz y aparecerán las tan indeseadas estrías. Puedes usar cremas hidratantes para mantenerlas un poco. Pero son inevitables.
  3. Aumento de la barriga: Obviamente esto sucederá porque llevamos un bebé adentro. Pero inevitable es perder la flacidez en el área y en oportunidades evitar las estrías. Puedes usar cremas hidratantes pero solo para ayudar a mantenimiento de la misma. No significa que no aparecerán.
  4. Cambio del metabolismo: Como el cuerpo se prepara para un cambio hormonal para adaptarse el nuevo ser que llevamos dentro, luego del embarazo, los ciclos de menstruación cambian, el deseo sexual cambia, unas veces pueden aumentar, otros reducirse. Sin contar con la reducción de serotonina (la hormona de la felicidad), que hace que te de mucha tristeza o depresión pre o post-parto.
  5. Vómitos, inflamación, insomnio: Todo esto por el descontrol hormonal, hay mujeres que no llegan a padecer de esto pero un porcentaje bastante reducido, las que si, se les da con frecuencia devolver todo lo que beben o comen, se le inflaman las piernas y los pies causando a veces imposibilidad de caminar, y por supuesto el insomnio, a veces por no conseguir una buena postura para dormir u otras porque los horarios del bebé no coinciden con el nuestro (puedes saber más sobre como sobrellevar esto en como conocer a tu bebe antes de nacer).
  6. Depresión post parto: Esto no es un síntoma obligatorio, hay mujeres que lo padecen en muy pocos niveles, otras más elevados e incluso unas que nunca lo sintieron, pero si es algo importante, porque puede llegar a causar hasta rechazo cuando llega el bebé. Para evitar esto, solo debes ir procesando cada paso del embarazo y aceptar cada uno de los cambios e ir preparando tu mente a los cambios que vendrán.

A pesar de todos estos males, la experiencia es todo un reto y si lo ves por el lado positivo, puedes disfrutar cada etapa como única en la vida, la base está en mantener tu autoestima y aprender a quererte con estos nuevos cambios. Y claro!, enamorarte de tu bebé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS POPULARES

SUSCRIBETE

* ¡Recibirás las últimas noticias y actualizaciones sobre tus Post Favoritos!

RECOMENDADOS